Saltar al contenido

Qué debes saber antes de comprar una lámpara solar

¿Qué debes saber antes de comprar una lámpara solar?

Existen muchos modelos de lámparas solares led, y es normal que no sepas qué lámpara solar comprar. Antes de realizar tu compra, tienes que tener en consideración los siguientes 4 factores:

Modos de iluminación: sensor de movimiento

Una de las primeras preguntas que tienes que hacerte antes de comprar una lámpara solar es qué tipo de iluminación necesito, potente y brillante, o luz tenue o de ambiente, y también qué modo de trabajo necesitas, siempre encendida (del atardecer al anochecer), encendida solo cuando estés cerca de ella…

Actualmente la mayoría de los modelos de lámparas del mercado, tienen varios modos de trabajo e iluminación y esto se ha conseguido gracias a la incorporación del sensor de crepúsculo y el detector de presencia. El sensor de crepúsculo permite que la lámpara solar se encienda automáticamente al atardecer (crepúsculo) y se apague en el alba, con lo que tu te despreocupas de esta gestión de encendido y apagado. El detector de presencia se ha vuelto un elemento prácticamente imprescindible en las lámparas solares por dos motivos: ahorro de energía, puesto que únicamente se encenderá cuando detecte movimiento en un radio de alcance determinado (cada lámpara solar tiene uno), y como elemento de seguridad, puesto que nos puede alertar de presencias no deseadas en las inmediaciones de nuestro hogar o segunda residencia.

Led Lamparas Solares para exterior con detector de presencia

A parte del sensor de crepúsculo y el detector de presencia, las lámparas solares pueden tener muchos más modos de iluminación, tal y como ya hemos comentado. Hay modelos que juegan con la potencia y la temperatura de la luz, por ejemplo, tienen modos de iluminación potente y brillante, iluminación media o simplemente iluminación decorativa y de ambiente, tu eliges lo que prefieres en cada momento.

Luminosidad – Lúmenes

Si miras catálogos de lámparas solares verás que todos los modelos del mercado hacen referencia a la clasificación del lumen. Así que saber qué es un lumen se vuelve imprescindible para elegir una lámpara solar adecuada. Tienes que cambiar el chip y dejar de pensar en vatios (W) a la hora de comprar lámparas solares.

El lumen (lm) es una unidad de medida internacional y estándar que mide la cantidad de luz producida por un aparato de iluminación. El lumen se utiliza para medir la luminosidad y el brillo. Cuantos más lúmenes tiene la lámpara solar más brillante es la luz que emiten.

Temperatura de color – Escala de Kelvin

Dependiendo la zona que quieras iluminar escogerás luces más fuertes o más tenues. Pero, ¿Cómo se mide esto? Se mide con lo que se conoce como temperatura del color que no es más que una forma de describir el aspecto de la luz que emite una bombilla o lámpara.

bombillas led y Focos Solares con Temperatura del Color Incorporada

Como curiosidad, la temperatura de la luz se recoge en un espectro medido en grados Kelvin (K) en un rango de 1000K y 10.000 K. Las lámparas solares se encuentra entre los 2.000K y 6.000K. Dependiendo de los K que tenga la lámpara solar emitirá un tono de luz más frío o más cálido. Aquí te dejamos la relación entre grados Kelvin (K) y el color que emiten, de está manera no fallarás al elegir tu lámpara solar:

  • Menos de 2.000 K: emiten luz muy tenue, similar a la luz de una vela. Ideal para iluminación ambiental baja.
  • Entre 2.000 y 3.000 K: las lámparas solares en este rango de temperatura de color emiten una luz blanca con un toque amarillento  y un brillo suave. Muy adecuados para una iluminación tenue pero útil.
  • Entre 3.000 y 5.000 K: emiten luz de color blanco y brillante bajo. Muy adecuada si la necesitas para realizar tareas.
  • Entre 5.000 y 6.000 K: emite luz blanca con un toque azulado brillante, bastante similar a la luz del día. Adecuada para ambientes de trabajo.
  • Más de 6.000 K: luz brillante de color azul. Se utiliza sobre todo para uso comercial.

Calidad de los materiales y vida útil – Clasificación IP

Las lámparas solares, al ser elementos que se colocan en el exterior, están expuestas a las inclemencias meteorológicas, lluvia, frío, aire, polvo, etc… Es por ello que los materiales con los que están fabricadas tienen que ser de alta calidad. Y te recomendamos que antes de comprar tu lámpara solar preguntes de qué material están fabricadas y qué clasificación IP tiene. Pero, ¿Qué es la clasificación IP (International Protection Rating)?

La clasificación IP mide la resistencia de un producto. ¿Y cómo puedes saber que clasificación IP tiene la lámpara solar que vas a comprar? Muy sencillo, en todas verás las letras IP seguidas de un número de 2 cifras y una letra opcional. La primera cifra hace referencia a la protección contra objetos y polvo, y la segunda cifra hace referencia a la protección contra líquidos.

Aplique solar con protección IP

Vamos a ver los niveles que cubre la primera cifra:

  • IP0: Sin protección
  • IP1: Protección contra objetos con un diámetro mayor a 50mm
  • IP2: Protección contra objetos con un diámetro mayor a 12mm
  • IP3: Protección contra objetos con un diámetro mayor a 2,5mm
  • IP4: Protección contra objetos con un diámetro mayor a 1mm
  • IP5: Protección contra polvo
  • IP6: A prueba de polvo

Veamos ahora los niveles que cubre la segunda cifra:

  • IPX0: Sin protección
  • IPX1: Protección contra gotas de agua
  • IPX2: Protección contra el goteo de agua con una inclinación de 15 grados
  • IPX3: Protección contra la pulverización
  • IPX4: Protección contra salpicaduras
  • IPX5: Protección contra los chorros de agua
  • IPX6: Protección contra los aguaceros
  • IPX7: Protección contra la inmersión durante un tiempo determinado
  • IPX8: Protección contra la permanencia bajo el agua

La clasificación IP de un producto es muy importante y se debe tener en cuenta a la hora de la compra. Es mucho más fiable comprar un producto que especifique su clasificación IP, que uno que solamente indique que es impermeable o que resiste a la intemperie.

La iluminación exterior debe seguir estrictas reglas de seguridad. Debe tener un índice de protección (IP) que apruebe las instalaciones permanentes, en  lugares húmedos.

Los principales índices de protección lumínica (IP) para iluminación son:

  • IP20: para locales y lugares secos.
  • IP23: protegido contra el goteo del agua de lluvia desde un ángulo de 60º.
  • IP44: protegido contra objetos de diámetro mayor a 1mm, protegido contra los chorros de agua (desde cualquier dirección).
  • IP54: protegido contra el polvo y los chorros  de agua (desde cualquier dirección).
  • IP64: resistente al polvo y protegido contra los chorros de agua (desde cualquier dirección).
  • Actualmente en el mercado hay muchos modelos muy atractivos en lo que a diseño se refiere.